Archivo por meses: junio 2017

Letras del Folklore Argentino: ¿A qué le cantan?

El siguiente es un análisis exploratorio para resolver una curiosidad: ¿A qué le canta el folclore Argentino?. El Objetivo es, inicialmente, extraer las palabras más utilizadas. Luego trataremos de ampliar el análisis tratando de agrupar las canciones en distintas categorías, descubrir temáticas en común, agrupar autores por estilo, etc. Pero vamos paso a paso…

Conjunto de Datos

Los datos fueron extraidos de http://www.mifolkloreargentino.com.ar/:

  • Cantidad de Artistas: 132
  • Cantidad de Canciones: 3665

Hay que tener en cuenta que el Universo de canciones a analizar no es completamente exhaustivo y está acotado a lo disponible en la fuente de datos, igualmente consideramos que 3600 canciones de las más populares es una muestra interesante para analizar. Otra consideración importante es que si varios artistas cantan la misma canción, las palabras de dicha canción serán contabilizadas todas las veces.

Pre-Análisis del Conjunto de datos

Las siguientes tablas pueden ayudar a dar un poco de contexto de qué estamos analizando:

Algunos ejemplos de canciones analizadas:

Cantidad de Canciones de cada artista (Top 10)

Canciones más repetidas en el conjunto de datos:

 

 

 

 

 

 

Análisis de las Canciones

Lo que hicimos fue simplemente descargar todas las canciones, armar una pequeña base de datos y recorrerla con un pequeño programita que recorre todas las letras y va contando cada una de las palabras. Para los curiosos, acá dejamos el link al código al final del artículo.

Palabra más utilizada en el Folklore Argentino

Nube de Palabras para las 50 palabras más usadas

Conclusiones

El autor del post quiere reconocer que se emocionó cuando descubrió que la palabra más usada en el Folklore Argentino es amor.

Del lado técnico, es una tristeza que no exista una base de datos unificada y libre con esta información. Sería bueno empezar a generarla y tener de manera prolija datos como letra de la canción, autor, fecha, versiones, estilo musical, etc. La misma sería de muchísimo valor para la academia e investigadores de nuestra cultura musical.

Próximos pasos

El siguiente análisis deja ganas de seguir explorando la información: ¿Qué comida se menciona más? ¿Qué bebida? ¿Qué provincia? ¿Cómo se compara el ranking de palabras con otros géneros musicales como el Rock Nacional, el Tango o el Cuarteto? ¿Quién es el artista más meloso? Si pudieramos acceder a más información podríamos realizar análisis mucho más exhaustivos: ¿Cómo evolucionaron las temáticas a lo largo del tiempo? ¿Quién es el autor más versionado? etc. Dejamos las preguntas, y los datos recopilados, para los curiosos que tengan ganas de explorar aún más esta info.

 

Opinión: Uso y Desuso de los Datos Abiertos

Hace ya varios días que la publicación de la nómina de empleados municipales generó un caótico debate. Y digo caótico porque se discutió sobre privacidad, sobre salarios, sobre puja distributiva, sobre eficiencia de los servicios municipales, sobre corrupción política, sobre acomodos, sobre mafias, sobre roles sindicales, sobre transparencia y sobre cloacas desbordadas. Y es que cada uno tomó estos datos y los usó para acompañar su discurso sobre algo que tenía ganas de expresar o decir. La nómina fue como esa pequeña discrepancia que, en los malos momentos, las parejas utilizan como excusa para decirse a la cara lo que se venían guardando o nunca pudieron decir.

Pero todo el debate no es más que la continuación de una sociedad que después años del “no te metás” comenzó nuevamente a debatir algo crucial: El Rol y el Funcionamiento del Estado. En este contexto surge un gran problema y es que aún la definición, la concepción y el funcionamiento del estado sigue siendo una gran caja negra, esto lo digo por la cantidad de acusaciones y argumentos que se arrojan sin un mínimo respaldo.

En el estado están los amigos e hijos de funcionario trabajando ¿Si? ¿Quiénes? ¿Es ilegal? ¿Están por acomodo o entraron por los medios correctos? Ahora, en la Municipalidad, tenemos Nombre, Apellido y DNI: ¿dónde está la lista de “los hijos de…”?

En el estado está lleno de vagos que no hacen nada ¿Si? ¿Quiénes son los vagos? ¿Qué puestos ocupan? ¿Qué tareas deberían hacer que no están haciendo? ¿”Lleno de vagos”, cuántos de la Planta de empleados tienen efectivamente dicho comportamiento como para que sea correcto generalizar a que “está lleno”?

El estado es muy grande y es poco eficiente: ¿Si? ¿Qué tamaño tiene el Estado? ¿Cuántas personas trabajan? ¿Qué áreas de trabajo existen? ¿Cómo definís grande? ¿Cómo definís eficiente? ¿Cómo podés asegurar que no lo es? ¿Dónde está la evidencia del derroche? ¿Dónde está la demostración de que se podría derrochar menos?

Dichas muletillas del “sentido común” estuvieron en boca de todos estos últimos años, y salvo por algún caso concreto o puntual que no habilita la generalización, pocas personas pudieron lamentablemente responder las preguntas que quedaban abiertas. Tenemos que aprender a desconfiar de este sentido común que en general anula nuestro pensamiento crítico y nos ofrece recetas ya pensadas por otros de antemano. Poner en entredicho lo que suponemos escuchando nuevas versiones puede ser un buen ejercicio.

Para finalizar, ¿qué rol pueden jugar los datos abiertos en este contexto? Muchas de las preguntas antes planteadas siguen aún sin respuesta y hay dos grandes tareas para llegar a responderlas: 1) Abrir el estado, hacer que la información sobre su funcionamiento sea pública y de fácil acceso, 2) comunicar dicha información y hacerla llegar a los ciudadanos. La discusión sobre el Rol del Estado es clave y no puede estar librada al “sentido común” y/o el “saber popular”. Las prácticas de Gobierno Abierto y el Periodismo, apoyándose en los Datos Abiertos, deben ayudar a formalizar definiciones y aportar datos duros y evidencia que acompañe el debate. Muchos me preguntan: ¿Pero es realmente necesario publicar los datos de los empleados? Para mi, primordial. Para muchos, excesivo. Pero definitivamente es un gran paso que estemos debatiendo esta pregunta.

Nota de Opinión escrita por uno de nuestros integrantes: Patricio Del Boca