Archivo de la categoría: opinion

Acceso a la Información Pública: Posibles Trabas y Posibles Soluciones

Contexto

En Diciembre del 2017 uno de nuestros miembros empezó un trabajo para analizar la Pauta Publicitaria de los Gobiernos de Córdoba. Debido a que la Provincia aún no tiene un mecanismo cómodo para el acceso a la Información Pública, orientó su curiosidad hacia la Municipalidad de Córdoba e hizo su primer pedido de Acceso a la Información Pública a través del formulario online disponible en su portal. El mismo pedía acceso a la Pauta Publicitaria de la Municipalidad y fue redactado de la siguiente forma:

Hola! Me gustaría tener un detalle sobre la Pauta Publicitaria de la Municipalidad de Córdoba a los diferentes medios nacionales, provinciales y municipales como así también Publicidad en la Vía Pública. Con fechas y montos para los últimos 10 años. Saludos!

La respuesta obtenida luego de 3 meses de insistencias y mails de recordatorio fue:

“La secretaría de economía no cuenta con la información solicitada, la misma es propia de la repartición que contrata, recibe y certifica los servicios de publicidad. Los registros contables y de pago no necesariamente responden a la información solicitada, ya que pueden reflejar diferencias en períodos y no permiten discriminar los conceptos de contratación solicitados.”

La respuesta no fue satisfactoria y generó varias preguntas en quien la realizó:

  • ¿Estaba bien redactada?
  • ¿Era muy informal?
  • ¿Había algún tecnicismo legal que no fue incorporado y por ello fue denegada?
  • ¿Se nombró bien la información a pedir? Quizá ¿Pauta Publicitaria” es un concepto que no existe y se agarran de eso para no responder? ¿Quizá había que pedir “gastos en publicidad”?
  • Etc, etc…

Por ello nos pusimos en contacto con gente que tuviera experiencia en materia de acceso a la información y abogados para que pudieran asesorarnos. Desde Clínica Jurídica de Poder Ciudadano detallaron un excelente mail justificando porqué mi pedido de acceso a la información era correcto y cuáles eran los posibles pasos a seguir. Creemos que este material puede servir de referencia para otros que estén en la misma situación por lo que, tras pedir permiso para compartirla, nos gustaría hacerlo.

Análisis de la Situación y Posibles Pasos a Seguir

En primer lugar el pedido esta amparado por el Decreto 1245/12 ,  la Ordenanza Nº 10.560 y su modificatoria, la Ordenanza Nº 11.877 de la Municipalidad de Córdoba , que regulan el acceso a la información publica en dicha jurisdicción.
El Art 1 de la ordenanza 11.877 establece que “TODA persona tiene derecho de conformidad, con el principio de publicidad, de los actos de gobierno, a solicitar, a acceder y a recibir información completa, veraz, adecuada y oportuna, de cualquier Órgano, perteneciente a la administración pública de la Municipalidad centralizada y descentralizada (…) 
 
Es decir, tu pregunta es totalmente valida y la Municipalidad tiene la obligación de contestarte. El municipio , al haberte dado una respuesta esta aceptado su obligación de brindarte la información solicitada (mas allá de que la hayan negado) y por lo tanto tu solicitud es valida.
Ahora bien , el Art 7 de la ordenanza establece el modo en que se debe solicitar la información y dice “EL requerimiento de información deberá ser presentado, mediante formulario suscripto por el requirente y suministrado gratuitamente por la Municipalidad, ante la dependencia que tiene conocimiento de la información solicitada. En caso de que exista imposibilidad material podrá solicitarse en forma verbal por ante el funcionario pertinente, quien deberá hacer constar el pedido. El trámite no está sujeto a otra formalidad que la identificación del solicitante, sin necesidad de acreditar interés legitimo alguno, entregándosela a éste, una Constancia del Requerimiento”. el Decreto reglamentario de la Ordenanza agrega: “LAS solicitudes de información pública deben presentarse mediante el Formulario Tipo de Acceso a la Información Pública”
Por otro lado , el Art 8 de la ordenanza establece que “LA información requerida debe ser suministrada dentro del plazo de diez (10) días hábiles administrativos, contados a partir del día siguiente al de presentación. Dicho plazo solo podrá prorrogarse por única vez, por un lapso máximo de otros diez (10) hábiles y de modo excepcional, mediante Resolución previa al vencimiento del mismo y debidamente fundada. (…) Si ante el requerimiento de información se dictare una Resolución denegatoria, la misma deberá ser fundada especialmente en cada caso, contener indicación precisa de la norma, en la cual basa la negativa y deberá ser suscripta por los mismos funcionarios antes indicados.”
Y el Art 9 continua diciendo que : “SI la información requerida no es suministrada en modo alguno, dentro de los plazos establecidos en el artículo precedente o es suministrada de modo ambiguo o parcial, se considera que existe negativa en brindarla, pudiendo el requirente iniciar, sin más, la acción de amparo, por mora administrativa y/o las acciones judiciales y administrativas que juzgue convenientes, sin perjuicio de las sanciones, que le corresponden a quien sea responsable de no suministrar la información requerida”
Entiendo que la respuesta que te dio la Municipalidad no cumple para nada con las obligaciones comprometidas en la Ordenanza, ya que incumplió con el plazo establecido y no justifico de manera correcta (no invoco ninguno de los supuestos de excepción del Art 5 de la ordenanza los cuales están enumerados taxativamente) la denegatoria a tu solicitud.
Por estos motivos entendemos que quedan disponibles las siguientes acciones:
A) Realizar un “reitera-torio” por escrito , ante mesa de entradas de la municipalidad. Diciendo que hiciste un pedido de información a través de Internet en el cual te denegaron la información “porque la oficina no contaba con esos datos”, y por lo tanto preguntar una vez mas lo mismo, y solicitarle esta vez a la municipalidad que informe que secretaria tiene la información que estas solicitado.
B) Realizar otro pedido de información pero esta vez no a través de Internet sino completando el “Formulario Tipo de Acceso a la Información Publica”, donde se abre un expediente y se le da seguimiento al pedido. Esta opción seria realizar nuevamente el pedido, pero cumpliendo con las exigencias formales de la ordenanza, dándole un “mayor peso” a la solicitud.
C) Realizar un recurso Administrativo (vía administrativa) fundado en la ilegitimidad de la respuesta que te brindo la municipalidad ante tu consulta, tanto por la denegatoria infundada y por los vencimientos de los plazos.
En este caso, se presentaría un recurso a la máxima autoridad del órgano para que dicte resolución fundada , donde puede aceptar tu solicitud o denegarla o bien no contestar. Este recurso esta establecido en la Ordenanza 6904, que regula el procedimiento administrativo y tienen un plazo de 30 dias para contestar.
D) Iniciar una acción de amparo por denegación manifiestamente infundada al pedido de información realizado (Via judicial). En este caso seria un juez el que determine si existe ilegalidad en las hechos. Este podría tanto como dar lugar a la pretencion , como negarla debiendo afrontar las costas del proceso.

Notas y Agradecimientos

Este post es de referencia, sugerimos ponerse en contacto con gente que conoce de la materia para evaluar cada caso en particular pues cada petición y su contexto puede variar, aún así, nos pareció súmamente informativo y detallado para entender mejor conceptos detrás del mundo del Acceso a la Información Pública.

Sería bueno que la Provincia de Córdoba se sume a la modalidad de otorgar formularios de pedido de Acceso a la Información pública a través de un portal online ya que hoy en día es la forma más rápida y cómoda de tramitar. La Transparencia se da cuando la información no solo está disponible por ley, sino que además es de fácil acceso y sin tanta burocracia. (Y cuando reponden claro está)

Por último, muchas gracias a la gente de la Clínica Jurídica de Poder Ciudadano y a su director Germán Emanuele por la asesoría y por permitirnos compartirla. Su twitter es @poderciudadano y ofrecen asesoría en materia de Acceso a la Información Pública llamando a su linea gratuita 0800-222-2684.

Opinión: Uso y Desuso de los Datos Abiertos

Hace ya varios días que la publicación de la nómina de empleados municipales generó un caótico debate. Y digo caótico porque se discutió sobre privacidad, sobre salarios, sobre puja distributiva, sobre eficiencia de los servicios municipales, sobre corrupción política, sobre acomodos, sobre mafias, sobre roles sindicales, sobre transparencia y sobre cloacas desbordadas. Y es que cada uno tomó estos datos y los usó para acompañar su discurso sobre algo que tenía ganas de expresar o decir. La nómina fue como esa pequeña discrepancia que, en los malos momentos, las parejas utilizan como excusa para decirse a la cara lo que se venían guardando o nunca pudieron decir.

Pero todo el debate no es más que la continuación de una sociedad que después años del “no te metás” comenzó nuevamente a debatir algo crucial: El Rol y el Funcionamiento del Estado. En este contexto surge un gran problema y es que aún la definición, la concepción y el funcionamiento del estado sigue siendo una gran caja negra, esto lo digo por la cantidad de acusaciones y argumentos que se arrojan sin un mínimo respaldo.

En el estado están los amigos e hijos de funcionario trabajando ¿Si? ¿Quiénes? ¿Es ilegal? ¿Están por acomodo o entraron por los medios correctos? Ahora, en la Municipalidad, tenemos Nombre, Apellido y DNI: ¿dónde está la lista de “los hijos de…”?

En el estado está lleno de vagos que no hacen nada ¿Si? ¿Quiénes son los vagos? ¿Qué puestos ocupan? ¿Qué tareas deberían hacer que no están haciendo? ¿”Lleno de vagos”, cuántos de la Planta de empleados tienen efectivamente dicho comportamiento como para que sea correcto generalizar a que “está lleno”?

El estado es muy grande y es poco eficiente: ¿Si? ¿Qué tamaño tiene el Estado? ¿Cuántas personas trabajan? ¿Qué áreas de trabajo existen? ¿Cómo definís grande? ¿Cómo definís eficiente? ¿Cómo podés asegurar que no lo es? ¿Dónde está la evidencia del derroche? ¿Dónde está la demostración de que se podría derrochar menos?

Dichas muletillas del “sentido común” estuvieron en boca de todos estos últimos años, y salvo por algún caso concreto o puntual que no habilita la generalización, pocas personas pudieron lamentablemente responder las preguntas que quedaban abiertas. Tenemos que aprender a desconfiar de este sentido común que en general anula nuestro pensamiento crítico y nos ofrece recetas ya pensadas por otros de antemano. Poner en entredicho lo que suponemos escuchando nuevas versiones puede ser un buen ejercicio.

Para finalizar, ¿qué rol pueden jugar los datos abiertos en este contexto? Muchas de las preguntas antes planteadas siguen aún sin respuesta y hay dos grandes tareas para llegar a responderlas: 1) Abrir el estado, hacer que la información sobre su funcionamiento sea pública y de fácil acceso, 2) comunicar dicha información y hacerla llegar a los ciudadanos. La discusión sobre el Rol del Estado es clave y no puede estar librada al “sentido común” y/o el “saber popular”. Las prácticas de Gobierno Abierto y el Periodismo, apoyándose en los Datos Abiertos, deben ayudar a formalizar definiciones y aportar datos duros y evidencia que acompañe el debate. Muchos me preguntan: ¿Pero es realmente necesario publicar los datos de los empleados? Para mi, primordial. Para muchos, excesivo. Pero definitivamente es un gran paso que estemos debatiendo esta pregunta.

Nota de Opinión escrita por uno de nuestros integrantes: Patricio Del Boca